Este domingo 1 de octubre la historia lo recordará como el día en que la democracia española se manchó de sangre. Sin miramientos, a partir de las nueve de esta mañana gris en el mediterráneo, la policía salió a las calles para impedir se llevara a cabo el referéndum en el que miles de catalanes decidirían sobre el futuro de esa vasta región que no quiere seguir siendo española. alLímite publica una serie de fotos sobre estos hechos que no requieren texto.